Terres de l’Ebre, el rincón perfecto para este invierno

Las Terres de l’Ebre, en el sur de Cataluña, se convierten en el rincón perfecto para una escapada este invierno. La zona ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutar de la naturaleza, la cultura y la gastronomía. Una amalgama de paisajes e historia que dan al turista la posibilidad de vivir una experiencia única.

Llega diciembre, el mes del invierno, del frío, la nieve... Pero también vienen fechas especiales en las que disfrutar del ocio y el tiempo libre como el puente de la Constitución o la Navidad. Las Terres de l’Ebre se convierten estos días en un paraje único en el que disfrutar de una amplia oferta de actividades en las que la naturaleza, la cultura y la gastronomía están presentes.

Si algo caracteriza a esta región del sur de Cataluña, que abarca las comarcas tarraconenses del Baix Ebre, Montsià, Terra Alta y Ribera d'Ebre, es el parque natural del Delta del Ebro. Este parque de 320 kilómetros cuadrados ofrece no sólo un entorno natural inigualable, sino que además permite disfrutar de él a través de numerosas actividades.




La mejor opción para estas fechas, donde las temperaturas son más frescas, es la visita al MónNatura. Se trata de un gran centro pensado para entender y disfrutar de la magia del Delta. El MónNatura se enclava en los terrenos de una antigua salina y cuenta con un centro de interpretación en el que el visitante puede entender la riqueza que ofrece este entorno natural. 

Los más aventureros tienen también la oportunidad de disfrutar del Delta a través de rutas senderistas en bicicleta, excursiones para la observación de la fauna o alquiler de embarcaciones, entre otras.

Las Terres de l’Ebre pueden presumir también de tener otros parajes naturales que contrastan con el Delta y que, a su vez, ofrecen variedad al turista. En la reserva natural de Sebes, a escasos 50 kilómetros de Mequinenza, los visitantes pueden practicar el birdwatching y conocer mejor la gran diversidad de avifauna que tiene esta extensa zona de humedales y bosques de ribera.

UNA CITA CON LA HISTORIA

Si la opción deseada es el turismo cultural, las Terres de l’Ebre ofrecen también un sinfín de posibilidades. Miravet es, sin duda, uno de los planes perfectos. Por solo 15 euros el visitante tiene la posibilidad de hacer una visita guiada por esta pequeña localidad bañada por el Ebro y que esconde más de mil años de historia. Las calles, los caminos, las casas y el castillo de Miravet guardan una historia encantadora, protagonizada por frailes con espada de la Orden del Templo de Salomón y por gente de diferentes culturas como los sarracenos, judíos y cristianos. La excursión guiada incluye visita a una alfarería local con demostración artesana, un paseo por el pueblo, la iglesia y, cómo no, el castillo templario de Miravet.




La Batalla del Ebro fue una de las ofensivas más largas de la Guerra Civil española que tuvo lugar en la zona de la comarca tarraconense de Terra Alta y las inmediaciones de Mequinenza. Las Terres de l’Ebre ofrecen al turista la posibilidad de conocer más de cerca este episodio de la Historia de España.

De este modo, los visitantes tienes diferentes posibilidades, como recorrer los diversos centros de interpretación que hay a lo largo de varios pueblos de la Terra Alta. También se organizan rutas guiadas por los escenarios de la batalla, como el refugio antiaéreo de la Font Gran, varias trincheras de guerra, el comandamiento franquista o el pueblo viejo de Corbera d'Ebre, que recuerda mucho al Belchite viejo y en el que se puede observar claramente la huella de la contienda.


TIERRA DE BUEN COMER




Tampoco pueden faltar en este mes de diciembre las citas gastronómicas ni navideñas. Las Jornadas Gastronómicas del Langostino de Sant Carles de la Ràpita son ya una tradición y este año se prolongan hasta el 8 de diciembre. Así como las Jornadas Gastronómicas de la Clementina en Alcanar, con deliciosas recetas hasta el 24 de diciembre. También el primer fin de semana de este mes se celebrará la Fiesta del Aceite de La Fatarella. Además, las Terres de l’Ebre ofrecen también otras actividades gastronómicas como visitar las colmenas de abejas en el centro de interpretación apícola Mel Muria o el Museo del Arroz de Molí de Rafelet.

Tradicionales son también ya las Ferias de Navidad de Tivissa y Tortosa, que se celebran durante el puente de la Constitución. En Tortosa se celebra del 8 al 10 de diciembre en el casco antiguo de la localidad. Los visitantes pueden encontrar en este marcadillo una amplia variedad de productos navideños, desde belenes hasta abetos, muérdago, velas o tizones. También habrá productos típicos de la tierra y diferentes actividades para amenizar la feria.

La Feria de Navidad de Tivissa se celebra también en el núcleo antiguo del pueblo los días 8 y 9. Las calles, callejones y plazas se llenarán de expositores y mostrarán la realidad cultural y social del pueblo con una gran variedad de productos locales, gastronomía, artesanía, comercio y otras actividades como degustaciones de vino, exposiciones, talleres, vuelta con caballos, atracciones para los más pequeños y otras actuaciones para amenizar la feria.

Las Terres de l'Ebre ofrecen multitud de planes para descubrir una tierra llena de riqueza cultural, natural y gastronómica. El plan perfecto para este invierno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ocio sin barreras

Ocio sin barreras